Amigos

martes, 4 de diciembre de 2012

Enamorados



Ellos sobre su planeta, como el principito de Saint Exupery, esperaban el amanecer sabiendo que la impericia del agua cambiaria en cada segundo sus formas, de la misma manera que se eriza la piel cuando es acariciada.

4 comentarios:

  1. Amantes de formas cambiantes, pero de constancia eterna..jejee

    ResponderEliminar
  2. Hermosa... siempre tus fotos muy significativas.. abrazos..!!!!

    ResponderEliminar
  3. Si, parece que se pudiera acariciar, la congelaste sin necesidad de temperaturas extremas. Bien
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. Que tengas un gran día.